CECROPIA PELTATA L.
Familia: Cecropiaceae
Nombre común: Yagrumo, Guarumo.
Lugar de origen: desde México a través de América Central y las Antillas hasta Venezuela y Colombia.
Etimología: Cecropia, dedicado a la figura mitológica griega Cecrops, quien supuestamente fue el primer rey ateniense Peltata, del latín, peltatus-a-um = peltado, en alusión a sus hojas.

Descripción: Árbol dioico, de 5-10 m de altura, aunque en sus zonas de origen puede alcanzar más de 20 m, con el tronco derecho, hueco, produciendo con el tiempo raíces zancudas o contrafuertes; corteza lisa, gris clara, con grandes cicatrices circulares de las estípulas caídas y abundantes lenticelas. Ramas gruesas, horizontales. Ramillas huecas, tabicadas, con numerosas cicatrices anulares y lenticelas. Yemas de 10-12 cm de largo, cubiertas por una estípula pubescente, caediza. Hojas peltadas, redondeadas, coriáceas, de 30-40 cm de diámetro, divididas en 7-11 lóbulos unidos cerca de la base, enteros o algo sinuosos; tienen el haz áspero al tacto, y el envés blanco-tomentoso, con la nervadura sobresaliente en el envés. Pecíolo de 30-50 cm de longitud, tomentoso. Flores masculinas dispuestas en espigas, y éstas en grupos de 15 a 40, de 3-5 cm de longitud, sobre pedúnculos de 4-12 cm de largo, con espatas de 2,5-6,5 cm de longitud; flores femeninas dispuestas en espigas, y éstas en grupos de 4 a 5, de 4-7 cm de largo, sobre pedúnculos de 2-9 cm de largo, con espatas de 1,5-4 cm de longitud. Infructescencia formada por numerosos aquenios muy pequeños junto con el perianto persistente.

Cultivo y usos: Se multiplica por semillas y esquejes. Es planta de crecimiento rápido. Requiere climas suaves, con humedad ambiental y riegos en verano, en suelos medianamente fértiles y que drenen bien. Su látex al parecer es algo tóxico y en sus ambientes nativos forman alianzas con las hormigas (mirmecofilia).

PÁGINA PRINCIPAL