TERMINALIA CATAPPA L.
Aspecto general y detalles de flores y frutos
Familia: Combretaceae
Nombre común: Almendro de la India
Lugar de origen: El árbol es nativo del sudeste de Asia, llegando hasta Australia y Polinesia, y hoy día se encuentra cultivado en todos los trópicos y subtrópicos.
Etimología: Terminalia, del latín terminalis-e, en los extremos, aludiendo a la forma de crecer sus hojas en los extremos de las ramas. Catappa, de su nombre popular malayo katappan.

Descripción: Árbol caducifolio de hasta 20-25 m de altura, aunque en nuestras islas adquiere menor porte, con las ramas principales gruesas y horizontales y las ramillas grisáceas, con la marca de las hojas, pubescentes de jóvenes y más tarde glabras. Hojas dispuestas en espiral o más frecuentemente agrupadas hacia el final de los tallos, de obovadas a elíptico-ovadas, de 20-25 x 11-14 cm, con la base estrechándose paulatinamente y subcordada, con 1 glándula a cada lado del nervio medio; margen entero, algo ondulado; ápice redondeado o cortamente acuminado; son de textura coriácea, de color verde lustroso y glabras en el haz, y algo pelosas en el envés, sobre todo de jóvenes, adquiriendo tonalidades rojizas antes de su caída; nerviación destacada, con 6-9 (-11) pares de nervios laterales. Pecíolo grueso, de 5-15 mm de longitud, pubescente. Inflorescencias axilares, espiciformes, de 6-15 cm de largo, con numerosas flores, las masculinas hacia el ápice y de menor tamaño que las bisexuales; pedúnculo subglabro, de 3,5-5 cm de longitud. Cáliz blanco, de unos 5 mm de largo, pubescente al principio, caduco, con 5 lóbulos ovado-triangulares, de 1-1,5 mm de longitud. Pétalos ausentes. Estambres 10, con los filamentos de 2-3 mm de largo, glabros, insertos en el tubo del cáliz; anteras lanceoladas; estilo simple, glabro, de unos 2 mm de largo. Fruto drupáceo, carnoso, de elipsoide a ovoide, de 5-7 x 4-4,5 cm, con 2 bordes laterales longitudinales, liso, glabro, de color rojo verdoso en la madurez.

Cultivo y usos: Se reproduce con facilidad por semillas. Necesita para su cultivo climas suaves y suelos drenantes, soportando algo de sal en los mismos. Es planta que resiste muy bien la proximidad del mar. Su fruto es comestible, tanto la pulpa exterior como la almendra de la semilla, de la cual se obtiene un aceite igualmente comestible. Su madera se utiliza en carpintería y en la fabricación de cajas. Es susceptible al ataque de termitas. Es planta medicinal.