HIBISCUS SYRIACUS L.
Familia: Malvaceae
Nombre común: Rosa de Siria.
Lugar de origen: Asia Menor.
Etimología: Hibiscus, nombre antiguo griego y latino. Syriacus, del latín syriacus-a-um = procedente de Siria.

Descripción: Arbusto o arbolito caducifolio que llega a alcanzar hasta 3-4 m de altura, glabro o ligeramente pubescente. Hojas de ovadas a romboide-ovadas, de 3-7(-9) cm de longitud, de base cuneada, generalmente con 3 lóbulos estrechos y de bordes toscamente dentados. Son glabras, con un nectario en la base del nervio central del envés. Pecíolo de 3-16 mm de longitud. Flores solitarias o en pares, axilares, sobre pedicelos más cortos o más largos que el pecíolo. Epicáliz de 6-8 segmentos linear-lanceolados, algo más cortos que los sépalos. Cáliz de 1-1,5 cm de longitud, con los sépalos oblongos, agudos, tomentosos; corola sencilla o doble, con los pétalos de 4-7 cm de longitud, de color blanco, lavanda o rosa. Columna estaminal sin sobresalir a los pétalos. Cápsula oblongo-elipsoide, tomentosa, de unos 2 cm de largo, con un pico de hasta 7 mm de longitud. Semillas reniformes, hirsutas perifericalmente.

Cultivo y usos: Se puede cultivar en todos los climas. No es demasiado exigente en suelos siempre que tenga la humedad necesaria. Si se desea una buena floración conviene podar fuerte cada año para que emita muchas ramificaciones desde la base. Mediante la poda puede obtenerse un arbolito ideal para calles pequeñas, pero la floración será escasa.