SASSAFRAS ALBIDUM (Nutt.) Nees

Aspecto general y detalle de hojas y flores

Familia: Lauraceae
Sinónimos: Laurus albida Nutt., Sassafras officinale Nees & Eberm.
Nombre común: Árbol del sasafrás.
Lugar de origen: Especie originaria del este de América del Norte.
Etimología: Sassafras, nombre adoptado por los colonos españoles o franceses, probablemente derivado de su nombre indígena. Albidum, del latín albidus-a-um = casi blanco, aludiendo al envés de las hojas.

Descripción: Árbol caducifolio aromático, que puede llegar a los 30 m de altura, con la corteza marrón-rojiza, profundamente agrietada y ramas extendidas casi en ángulo recto al principio, pubescentes, tornándose lampiñas y relucientes. Hojas ovadas de 10-15 cm de longitud y 5-10 cm de anchura, a veces con 1-3 lóbulos en el ápice. Margen entero. Envés pubescente, especialmente en las nerviaciones. En el otoño las hojas toman delicadas coloraciones amarillas o naranjas, con tonos rojizos. Flores unisexuales o bisexuales de 3 cm de longitud, de color verde amarillento, apareciendo junto con las hojas. Perianto de 6 piezas. Las flores masculinas con 9 estambres. Fruto drupáceo, ovoide, de alrededor de 8 mm. de diámetro y color azul oscuro, sobre un pedúnculo de 3.5-5 cm de longitud.

Cultivo y usos: Se multiplica por semillas. Requiere suelos de tipo medio, neutros o ligeramente ácidos. Exposición soleada o a media sombra. Su madera es blanda, duradera y aromática, empleándose en postes y traviesas, construcción naval, yugos y tonelería. Las raíces, y en especial la corteza, son estimulantes y producen un aceite que se utiliza en la fabricación de jabones aromáticos.